La vida en números

NUEVA YORK - La semana pasada supe que no tengo cáncer. Mi doctor me llamó diciendo: "¡Tengo buenas noticias para ti!" Afortunadamente en ese momento estábamos en mi oficina en medio de una simulación de evacuación en caso de incendio, así que nadie advirtió mis lágrimas de alivio.

Había encontrado la protuberancia hacía casi dos semanas antes, mientras estaba en una conferencia en Sudáfrica. Regresé a casa temprano para hacerme una biopsia, pero el laboratorio de patología era terriblemente lento... pasaban los días y ni una palabra de ellos. Claramente se estaban esforzando por averiguar exactamente la gravedad de mi situación. En realidad, estaban esforzándose por no perder nada de vista antes de concluir que mi tumor era raro pero benigno.

Me había preparado para el diagnóstico por más de una semana... y en cierta medida, por años, a medida que cambiaba el énfasis de mis inversiones en "todo lo relacionado con Internet" a "todo lo relacionado con la salud". Resulta que comprender y promover la salud es una gran aplicación de la tecnología de la información. Cada vez más, la salud implica números. Muchos de esos números no son sólo probabilidades médicas: tienen relación con opciones cotidianas que uno puede decidir antes de enfermarse (o estar en peligro de estarlo, como era mi caso).

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/KQ34h98/es;