0

Carta de Palestina

¿Están de verdad dispuestos los israelíes y los palestinos a concertar un acuerdo de paz? No cabe duda de que en los últimos meses los acontecimientos han avanzado a un ritmo acelerado, a medida que un obstáculo tras otro de un acuerdo duradero parecía desaparecer. A la muerte de Yaser Arafat siguió la elección de su sucesor en una votación directa por sufragio universal, acompañada de la decisión de Israel –única en el mundo- de ayudar y no obstaculizar el proceso democrático en los territorios ocupados. Gracias a ello, nadie pone en duda la legitimidad del Presidente Mahmud Abbas.

Además, con el anuncio por el Primer Ministro Ariel Sharon de su intención de retirar unilateralmente de Gaza el ejército de Israel, vuelve a ser posible el fin de la propia ocupación, lo que brinda oportunidades para lograr mayores avances. De hecho, el apoyo del Presidente egipcio Hosni Mubarak a la retirada de Gaza ha contribuido a hacer posibles las negociaciones reales.

Esa impresionante sucesión de acontecimientos no se había visto durante mucho tiempo en esa turbulenta región. Gracias a ello, muchos –dentro y fuera del Oriente Medio- han vuelto a sentir optimismo. Incluso Sharon aventura algunos comentarios favorables y los diplomáticos americanos exhalan visibles suspiros de alivio de que por fin se puedan lograr avances hacia la paz.

Como acabo de regresar de Palestina, donde encabecé durante casi cinco semanas una misión de observadores de la Unión Europea, la mayor organizada jamás por la UE, puedo atestiguar el impulso hacia la paz que está cobrando fuerza. El día de las elecciones y del recuento de votos, la misión estuvo compuesta por 260 miembros mientras que 40 de nosotros habíamos estado allí durante todo el período de cinco semanas.