Menos carbono puede significar más crecimiento.

Los gobiernos que debatan un documento sucesor del Protocolo de Kyoto en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático que tendrá lugar en Copenhague en el curso de este año, deberían adoptar fuertes incentivos para reducir las emisiones de gases de invernadero. Esto podría activar las inversiones privadas y contribuir a alimentar la recuperación.

Hace años que se ven claramente los amplios lineamientos de la respuesta necesaria de la sociedad al calentamiento global. Un sistema que imponga un límite máximo a las emisiones de CO2 y a los niveles permitidos de comercio de derechos de emisión, encauzaría recursos hacia las medidas de reducción más rentables. Por otra parte, la amplia adopción de estándares de eficiencia para artefactos electrodomésticos, vehículos y edificios ayudaría a las empresas y a los individuos a utilizar menos energía. 

Además, varias iniciativas específicas de política podrían ayudar a los gobiernos y a la sociedad a aprovechar más la agilidad y el poder de innovación de las compañías en busca del control de las emisiones de gases de invernadero:

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/2EVLJeU/es;