23

La izquierda correcta para Europa

ATENAS – El referendo del Reino Unido sobre si abandonar o no la Unión Europea dio lugar a parejas extrañas -y a algunos adversarios aún más extraños-. Mientras un tory se enfrentaba despiadadamente a otro tory, el cisma en el establishment conservador recibió mucha atención. Pero una división paralela (afortunadamente más civilizada) afligió a mi bando: la izquierda.

Después de haber hecho campaña contra el "leave" (partir) durante varios meses en Inglaterra, Gales, Irlanda del Norte y Escocia, era inevitable que yo recibiera críticas de los partidarios de izquierda del "Brexit", o "Lexit" como se lo llegó a conocer.

Los partidarios de una salida rechazan el reclamo emitido por el DiEM25 (el radical Movimiento Democracia en Europa, lanzado en Berlín en febrero) a favor de un movimiento paneuropeo que cambie la UE desde adentro. Creen que para reactivar la política progresista hace falta abandonar una UE incorregiblemente neoliberal. La izquierda necesitaba el debate resultante.

Muchos en la izquierda desdeñan, y con razón, la rendición fácil de otros en su mismo bando ante la premisa de que la globalización ha tornado irrelevante el estado-nación. Es cierto, los estados-nación se han vuelto más débiles, pero nunca se debe confundir poder con soberanía.