Paul Lachine

El Líbano mira a Occidente

BEIRUT – Los votantes libaneses han decidido en las urnas una clara derrota de la alianza 8 de Marzo, encabezada por Hezbolá. En unas elecciones pacíficas y que se desarrollaron con total normalidad, la pro-occidental alianza 14 de Marzo obtuvo una clara mayoría de 71 bancas legislativas, frente a las 58 de sus rivales. Los resultados generaron un suspiro de alivio casi audible en las capitales árabes, así como en los gobernantes de Europa y América del Norte.

El temor a que la pro-siria y pro-iraní alianza 8 de Marzo lograra la victoria era palpable antes de las votaciones. El Presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad había previsto pública y ansiosamente ese resultado.

La victoria de la alianza 14 de Marzo es una buena noticia para el Líbano y la región, ya que ayudará a asegurar las buenas relaciones con los países amigos árabes y occidentales, y representa un triunfo silencioso de la moderación y el pragmatismo frente al el extremismo y la confrontación. También son buenas nuevas para la administración Obama, que había temido un retroceso regional poco después del histórico discurso de presidente estadounidense en El Cairo el 4 de junio.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/qaUv6mz/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.