0

¿Ola de Izquierda?

Desde que Den Xiao Ping acuñó la histórica frase de que “no importa el color del gato sino que cace ratones”, quedó claro que seguir dividiendo el mundo, como en los tiempos de la guerra fría, en democracia y comunismo e izquierda y derecha, era algo obsoleto. Tan obsoleto como que la China que construyó el genial estadista chino a partir de 1978 sigue siendo políticamente comunista y económicamente capitalista. Sin embargo, es tan fuerte la tendencia a estampar etiquetas con los viejos moldes, que todos los días oímos simplificaciones como la que por estos días dice que América Latina está bajo una rampante oleada izquierdista.

La idea se basa en que el ascenso al poder de Lula da Silva en Brasil, Hugo Chávez en Venezuela, Néstor Kirchner en Argentina, Tabaré Vásquez en Uruguay y en estos días Evo Morales en Bolivia e Ivonne Bachelet en Chile, marcaría una tendencia hacia el socialismo.

¿Es esto así? ¿Es izquierdismo, es el viejo populismo o qué es?

Para empezar descartemos a Chile, país gobernado por una coalición de centro constituida por el europeo socialismo de Ricardo Lago y la histórica democracia cristiana del país. Que la Sra. Bachelet sea originaria del socialismo no cambia la naturaleza del gobierno, que seguirá los parámetros de sus antecesores, con la economía más abierta de la región, insertada en el mundo global a base de tratados de libre comercio que van desde EE.UU. hasta China.