Rosie Hallam/Getty Images

El laborismo, en la trampa racista

NUEVA YORK – Cuando la derecha acusa a la izquierda de antisemitismo, algo curioso está pasando. Al fin y al cabo, el odio a los judíos ha sido históricamente una patología de la derecha. Pero en Gran Bretaña, políticos conservadores y diarios de derecha como el Daily Telegraph se muestran indignados por el presunto antisemitismo de algunos diputados laboristas, pese a que los conservadores mismos no están exentos de xenofobia (especialmente hacia los musulmanes, e incluso hacia los europeos de otros países). Pero hay un motivo para esta hipocresía, y tiene mucho que ver con la percepción que se tiene de Israel.

En la izquierda, el antisemitismo suele darse como oposición fanática a las políticas israelíes hacia los palestinos. Cuando críticos del gobierno israelí hablan de “sionistas” en vez de “israelíes”, es señal casi segura de fanatismo. Un buen ejemplo es el exalcalde de Londres, Ken Livingstone. Que calificara a Hitler de protosionista no fue tanto un intento fallido de hacer un planteo histórico provocador, cuanto un insulto deliberado para desacreditar la existencia misma de Israel.

Si el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn (un ardiente antisionista), no ve nada de malo en un mural pintado en Londres en el que se retrata a unos malvados plutócratas de nariz ganchuda jugando al Monopoly sobre las espaldas desnudas de unos sufridos trabajadores, entonces es admisible ver una relación entre el elogio que hizo Corbyn de Hamás y una forma de antisemitismo más anticuada.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/10aSEAd/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.