Marco Longari/AFP/Getty Images

Contando los trabajadores invisibles de África

YAMOUSSOUKRO – Los miles de millones de dólares en ayuda que se envían a África anualmente pueden hacerle mucho bien al continente, pero no ofrecen una solución a la pobreza. Sólo la creación de más empleos de alta calidad puede lograrlo. La pregunta es cómo.

África se jacta de tener una fuerza laboral grande y creativa, respaldada por una población joven que, según se espera, se duplicará hasta superar 830 millones de personas en 2050. Esto debería ser una gran ayuda para las economías en todo el continente. Pero los responsables de las políticas en África enfrentan un serio problema: no saben con cuánta gente están lidiando, dónde vive o cómo se gana la vida. En otras palabras, no cuentan con datos suficientes.

En 46 de 54 países africanos, el rastreo oficial de estadísticas vitales como nacimientos, matrimonios y defunciones es limitado. Como informa la Fundación Mo Ibrahim, sólo "un tercio de todos los africanos vive en un país donde se ha realizado un censo desde 2010", y los programas de censo que existen suelen estar sub-financiados y no ser confiables. Más de la mitad de todos los africanos vive en países que no han realizado una encuesta de fuerza laboral en por lo menos una década. 

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/ZMb7QeT/es;

Handpicked to read next