0

La democracia kuwaití en acción

Kuwait acaba de celebrar sus undécimas elecciones parlamentarias desde su independencia en 1961. Aunque el país es una monarquía, su historia parlamentaria no ha sido apacible y la campaña electoral reflejó las tensiones continuas entre la familia real y algunos segmentos del electorado.

La elección, que estaba prevista en un principio para octubre de 2007, se adelantó para romper un impasse entre el parlamento y el gobierno en cuanto al número de distritos electorales del país. Actualmente existen 25 circunscripciones a nivel nacional, pero los reformistas han alegado desde hace mucho que un número menor –con más electores en cada uno—estaría menos expuesto a la manipulación de la élite política.

Los 29 miembros del parlamento que apoyaban un número reducido de circunscripciones no pudieron ponerse de acuerdo con el gobierno sobre un número nuevo. Como resultado, la cuestión se convirtió en el centro de una vigorosa campaña por parte de los kuwaitíes descontentos que se reunieron enfrente del edificio de la Asamblea Nacional y en las universidades para expresar sus críticas.

Como respuesta, el gobierno retiró del parlamento el tema de la redistribución de los distritos y lo envió al tribunal constitucional –en un intento, según los reformistas, de detener el cambio. Cuando tres miembros del parlamento quisieron cuestionar al Primer Ministro –derecho que les corresponde bajo la constitución kuwaití—se disolvió el parlamento y se convocó a elecciones.