29

Las contradictorias críticas de Krugman a Cameron

NUEVA YORK – Resulta en verdad extraño leer las airadas diatribas de Paul Krugman, una y otra vez, contra el Gobierno de Gran Bretaña. Su última perorata comienza con la afirmación de que “los resultados económicos de Gran Bretaña desde que estalló la crisis financiera han sido llamativamente malos”. Vitupera al gobierno del Primer Ministro Cameron por su “deficiente ejecutoria económica” y se pregunta cómo pueden él y su gabinete hacerse pasar por “los guardianes de la prosperidad”.

Vamos a ver. En los últimos meses, Krugman ha elogiado repetidas veces la recuperación económica de los Estados Unidos durante la presidencia de Barack Obama, al tiempo que atacaba la ejecutoria del Reino Unido, pero, cuando comparamos las dos economías, sus trayectoria son en general similares y el Reino Unido supera en resultados a los Estados Unidos respecto de ciertos indicadores.

Pensemos, primero, en la tasa de desempleo. En el cuarto trimestre de 2007, la tasa del Reino Unido fue de 5,2 por ciento. Cuando el gobierno de Cameron tomó posesión en mayo de 2010, era de 7,9 por ciento. En el período más reciente (noviembre de 2014 – enero de 2015), fue de 5,7 por ciento. En los EE.UU., la tasa de desempleo en el cuarto trimestre de 2007 fue de 4,8 por ciento, en el período de marzo – mayo de 2010 fue de 9,8 por ciento y en el período de noviembre de 2014 – enero de 2015 fue de 5,7 por ciento. Así, pues, en los dos países la tasa de desempleo es ligeramente superior al nivel anterior a la crisis (final de 2007) y no hay una diferencia neta importante a lo largo del ciclo económico desde el final de 2007 hasta ahora.

A continuación, veamos la tasa de empleo, que en el Reino Unido ascendía al 72,9 por ciento de la población de edades comprendidas entre 16 y 64 años al final de 2007. Bajó a 70,4 por ciento en el momento en que el gobierno de Cameron tomó posesión, pero desde entonces ha aumentado en gran medida, hasta el 73,3 por ciento en el período de noviembre de 2014 – enero de 2015, la mayor de todos los tiempos. En cambio, en los EE.UU. la tasa de empleo era de 62,8 por ciento al final de 2007, de 58,6 por ciento en el período marzo – mayo de 2010 y después ligeramente mayor, 59,2 por ciento, durante el período de noviembre de 2014 – enero de 2015, aún inferior al nivel anterior a la crisis, lo que indica que hay más trabajadores desanimados en los EE.UU. que en el Reino Unido.