Trump and Kelly Drew Angerer/Getty Images

El nudo corredizo se aprieta

WASHINGTON, DC – Incluso con un nuevo niñero intentando poner algo de orden en la Casa Blanca, el Presidente Donald Trump sigue teniendo que hacer frente a multitud de problemas. El reciente nombramiento del general retirado John Kelly, ex Secretario de Seguridad Interior de Trump, como Jefe de Gabinete, reemplazando al desventurado Reince Priebus, ha reducido parte del caos interno e inducido algo de disciplina en el comportamiento de Trump. Pero todo esto podría cambiar cualquier día o en cualquier momento.

Kelly ha logrado evitar que los asesores entren y salgan de la Oficina Oval a su aire (Trump tiene la tendencia a inspirarse en la última conversación que ha tenido) y ha exigido que los papeles y memorandos para el presidente se le envíen a él primero. Al menos por el momento, los tuits del presidente han bajado en cantidad y nivel de insensatez.

Los aficionados a observar a Trump esperan que pronto comience a fastidiarse con la disciplina de Kelly. Se dice que, sabedor del enorme ego de Trump, Kelly estimula con amabilidad en lugar de dar instrucciones. También tiene la ventaja de la alta estima de Trump hacia los generales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/7xCkQya/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.