3

Por una África más sana y próspera

ZÚRICH – Los países del grupo de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) concitan la atención de los inversores internacionales desde hace mucho tiempo. Pero las grandes oportunidades de negocios del futuro están en África, la segunda región del mundo por ritmo de crecimiento. De los 55 países del continente, más o menos uno de cada tres crece a una tasa anual superior al 6%; en 2013, el África subsahariana alcanzó un crecimiento estimado del 5,1%.

Los inversores extranjeros señalan que la rentabilidad que obtienen en África es superior a la de cualquier otra región emergente. Se estima que de aquí a 2040 la población africana en edad de trabajar alcanzará los 1.100 millones de personas, lo que dará a las empresas una fuente de mano de obra más numerosa que las de China o India. Además, la expansión económica africana no tiene lugar solamente en los centros urbanos, sino también en pueblos pequeños y aldeas.

Pero el continente también enfrenta grandes desafíos. Uno de los más preocupantes es la calidad de la atención médica. La población está siendo muy afectada por enfermedades prevenibles y tratables. La expectativa de vida es 14 años menor que el promedio mundial. Casi uno de cada veinte adultos subsaharianos entre los 15 y los 49 años de edad vive con VIH (unas seis veces el promedio mundial). Cada minuto muere un niño africano de malaria.

El veloz ritmo de crecimiento económico y urbanización del continente también plantea desafíos sanitarios. Se prevé que las enfermedades no transmisibles se convertirán en la principal causa de muerte en 2030. Por ejemplo, en las próximas dos décadas podría casi duplicarse la incidencia de la diabetes.