Oriente Medio en el invierno árabe

BERLÍN – Los viajes abren la mente, dice el viejo dicho. Esto es especialmente válido en el caso de Oriente Medio. Pero viajar allí hoy en día puede resultar extremadamente desconcertante; de hecho, se han producido acontecimientos imposibles de imaginar hace apenas unos meses y que hoy se vuelven una realidad.

La revuelta juvenil que comenzó en Túnez y El Cairo en 2010-2011 ha terminado (al menos por el momento), aunque, gracias a ella, la región ha cambiado radicalmente. La victoria de la contrarrevolución y la política del poder, como en Egipto, sólo pareció restaurar el antiguo orden; los cimientos políticos del régimen actual son, lisa y llanamente, demasiado frágiles.

Igualmente destacable ha sido el giro permanente del eje estratégico-político de la región. Irán, con sus ambiciones nucleares y hegemónicas, es el centro actual, mientras que el antiguo centro -el conflicto palestino-israelí- ha quedado marginado, dando lugar a alianzas de intereses completamente nuevas. Arabia Saudita e Israel (que no tienen relaciones diplomáticas formales) están unidos contra Irán -y contra la posibilidad de un tregua entre Estados Unidos e Irán.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/PNm4ojG/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.