La Ucrania de América Latina

CIUDAD DE MÉXICO– Según todos los indicios, la comunidad internacional se ha resignado a la“apropiación de territorio” de Crimea, como la ha llamado el Vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, por el Presidente de de Rusia. Una vez que Putin decidió asumir las consecuencias de sus actos, poco era lo que podían hacer los Estados Unidos, la Unión Europea o las Naciones Unidas.

Entretanto, América Latina esta experimentando el problema opuesto. Aunque los países de la región tienen los medios para detener la cada vez mayor catástrofe política, económica y de derechos humanos en Venezuela, carecen de la voluntad, mientras que la atención del resto del mundo centrada en Ucrania ha eliminado toda posibilidad de que se los presione para que actúen.

En Ucrania, los EE.UU. y la UE parecen haber decidido adoptar una vía de acción sensata –o, mejor dicho, una doble reacción realista– que probablemente no dará resultados espectaculares, pero, desde luego, es preferible a la pasividad.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/jYQtIuV/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.