La trampa del subsidio

CAMBRIDGE – Son pocas las políticas que contraponen a la buena economía con la buena política tan directamente como los subsidios a los alimentos y la energía. La cuestión de los subsidios que exceden las posibilidades de financiamiento se ha tornado central para tres de los nuevos líderes más importantes del mundo: El presidente egipcio Abdelfatah Al-Sisi, el presidente electo de Indonesia, Joko «Jokowi» Widodo, y el primer ministro indio, Narendra Modi.

Al-Sisi está enfrentando la obligación de recortar los subsidios mejor de lo esperado. A Modi, al contrario, le va peor de lo previsto, ha llegado incluso a tirar abajo un acuerdo muy esperado con la Organización Mundial del Comercio. Sobre Jokowi, nada puede decirse aún.

En julio, Al-Sisi logró lo que pocos líderes en África del Norte u Oriente Medio han podido: recortó bruscamente los subsidios de larga data al combustible y permitió que los precios aumentaran entre el 41 y el 78 por ciento. Sorprendentemente, esto generó pocas protestas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/4fuVTM1/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.