10

El peligroso rumbo de Putin

NUEVA YORK – No se pueden exagerar los peligros de la crisis en Ucrania. El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, está incitando abierta y encubiertamente al separatismo en la Ucrania oriental y ha declarado el derecho unilateral de Rusia a intervenir allí, en total contravención del derecho internacional. Las provocativas políticas de Rusia lo están haciendo internarse por un rumbo encaminado a la colisión con Occidente.

Putin explicó su punto de vista en una recíente aparición televisiva: las actuales fronteras internacionales de Rusia son provisionales, pues las determinaron accidentes de la Historia, como, por ejemplo, la cesión de Crimea a Ucrania por parte de Rusia en 1954 o la cesión de territorios rusos a la Ucrania oriental en el decenio de 1920. Putin afirma que Rusia tiene el derecho y el deber de defender a los rusos étnicos en los países vecinos, en particular a la luz del carácter arbitrario de las fronteras actuales.

Según Putin, si los rusos étnicos expresan su deseo de regresar a Rusia, ésta debe escucharlos. Resulta significativo que Putin recordara a sus oyentes que la Ucrania oriental recibía el nombre de “Novorossiya” (Nueva Rusia) en la época zarista, con lo que daba a entender claramente que podría volver a serlo.

Evidentemente, Putin está convencido de que el resultado de la presión y las reclamaciones incesantes a los Estados vecinos, encaminadas a socavar su soberanía y obligarlas a acceder a las exigencias rusas, será una Rusia más fuerte, con mayor capacidad para afrontar a Occidente. En el pasado reciente, Rusia se opuso firmemente a la intervención militar americana y de la OTAN en Libia, Siria y Servia con el argumento de que Occidente estaba violando la soberanía de esos países. Ahora Putin afirma el derecho a pasar por alto la soberanía de los países vecinos con el pretexto de que Rusia se limita a defender los derechos de los rusos étnicos en el extranjero,  incluido su derecho a la secesión y a la unión a la patria rusa.