La política entrampada de Europa

PARÍS – Cuando se celebraron las últimas elecciones al Parlamento Europeo, en 2009, parecía que todos los ciudadanos de Europa afrontaban los mismos peligros. En todo el continente, los gobiernos estaban muy ocupados abordando las consecuencias de la crisis mundial que había estallado el año anterior. Cinco años después, en vísperas de otras elecciones al Parlamento Europeo, la situación no podría ser más diferente.

En 2009, Europa afrontaba el imperativo compartido de forma generalizada de rescatar a bancos con dificultades, luchar contra la recesión y contener un pronunciado aumento del desempleo. También había unidad en materia de estrategia política: estímulos de emergencia, seguidos de consolidación fiscal.

Cierto es que había diferencias entre los países, pero la mayoría de los observadores las consideraban menos importantes que los problemas comunes. Al fin y al cabo, el desempleo en el sur de la zona del euro era sólo marginalmente mayor que en el norte y las relaciones deuda/PIB parecían ir camino de la convergencia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/MtuaZMn/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.