Para resolver el problema de la credibilidad de Europa

PARÍS – Mientras la zona del euro debate sobre cómo escapar de la trampa del estancamiento en la que se encuentra, una cuestión ha llegado a ser cada vez más importante: ¿pueden los gobiernos comprometerse de forma creíble a recortar el gasto en el futuro y eludir los recortes inmediatos? Por fortuna, la respuesta es positiva con alguna salvedad: hay formas de velar por que a la adaptación fiscal actual siga una consolidación más adelante.

El crecimiento y la inflación en la zona del euro siguen siendo demasiado flojos. La última evaluación del Banco Central Europeo es desoladora y su Presidente, Mario Draghi, no ha ocultado que el lado negativo es el de que sigue habiendo riesgos. El crecimiento del PIB nominal, es decir, el crecimiento real más la inflación, no superará el 1,5 por ciento este año y muy bien podría acabar peligrosamente próximo al uno por ciento.

Aunque la política monetaria ayuda, está próxima a alcanzar sus límites y la iniciativa del BCE de estimular el crédito prestando a los bancos comerciales con condiciones muy favorables no ha resultado eficaz, como se esperaba. Los bonos estatales a diez años calificados como AAA rinden actualmente un uno por ciento, aproximadamente, lo que indica que los mercados no esperan un fuerte rebote.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/S1l8kZy/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.