4

Irak: un problema de la India

NUEVA DELHI – Irak parece estar desmoronándose a pedazos con el rápido avance del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, por sus siglas en inglés) que amenaza con llevar al país hacia una división entre chiíes, suníes y entidades kurdas, mientras que simultáneamente difumina la frontera con su turbulento vecino en el oeste. Por otra parte, la insurrección ahora amenaza con extenderse a otros dos países vecinos, Afganistán y Pakistán, que ya se enfrentan a innumerables desafíos internos. Para la India, el mensaje es claro: sus intereses de seguridad nacional están en riesgo.

Después de casi cuatro décadas de guerra, Afganistán está, una vez más, tambaleándose al borde de un abismo. Apenas la semana pasada, tras las acusaciones de fraude masivo durante las recientes elecciones presidenciales en el país, miles de manifestantes marcharon hacia el palacio presidencial. Debido a que los seguidores del candidato agraviado son en su mayoría tayikos, los acontecimientos reavivaron las profundas tensiones étnicas de Afganistán.

Las luchas internas de Pakistán – que van desde los conflictos entre las comunidades a la implacable actividad terrorista – son bastante conocidas. De hecho, el país sufrió recientemente un ataque terrorista importante, que no sólo dio lugar a más de 29 muertes, sino que también hizo que el aeropuerto internacional de Karachi – el aeropuerto más grande en el país – deje de funcionar durante casi 12 horas. Sólo un par de semanas más tarde, hombres armados dispararon contra un avión de Pakistan International Airlines mientras aterrizaba en la ciudad norteña de Peshawar, matando a un pasajero e hiriendo a tres miembros de la tripulación.

Las intervenciones estadounidenses deficientemente meditadas, en especial la invasión de Irak en el año 2003, han exacerbado la infinidad de resentimientos y desafíos de seguridad de la región. Lejos de llevar la paz a Irak, la campaña militar – llevada a cabo con el pretexto de eliminar armas de destrucción masiva – incentivó al crecimiento de la violencia. Ante la imposibilidad de estabilizarse por sí solo, Irak – que inicialmente exigió a Estados Unidos retirar todas sus tropas – ha venido solicitando una renovada participación estadounidense. Si los talibanes organizan una escalada al estilo ISIS, ¿también Afganistán pedirá pronto a EE.UU. que regrese?