El shogun secreto de Japón

OSAKA – Ya finalizada la luna de miel post-electoral, el pueblo japonés cae cada vez más en cuenta de que Ichiro Ozawa, Secretario General del gobernante Partido Democrático del Japón (PDJ) es el titiritero tras el gabinete del Primer Ministro Yukio Hatoyama.

A pesar de distanciarse aparentemente de la toma de decisiones formales dentro del poder ejecutivo, en la práctica Ozawa controla los resortes de todo el proceso legislativo, incluidos el presupuesto y las asignaciones. Ha centralizado los contactos del PDJ con los lobistas en su oficina de la Dieta (Parlamento), además de tener un manejo total de la asignación del subsidio estatal del DPJ a cada uno de los legisladores del partido

El estilo político de Ozawa es el de su mentor, el ex primer ministro Kakuei Tanaka (1972-1974), por largo tiempo jefe de la mayor facción del Partido Liberal Democrático (PLD), que anteriormente manejaba el gobierno, tras su renuncia después de ser acusado de soborno. Junto con otras facciones, Tanaka encabezó una mayoría dentro del PLD y siguió siendo el gran elector y operador de los sucesivos gobiernos del partido, perfeccionando una combinación cuasi-socialdemocrática de crecimiento basado en exportaciones y redistribución de la riqueza guiada por favoritismos. Hace poco, Ozawa hizo televisar su visita a la tumba de Tanaka, mostrándose así al público como su heredero.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/XhXXZMx/es;