Seguridad y determinación en el Asia oriental

WASHINGTON, DC – Como las fricciones territoriales entre China y muchos de sus vecinos persisten en los mares de la China Oriental y de la China Meridional, los Estados Unidos deben tener una estrategia regional más clara. Deben defender sus intereses y compromisos de alianzas y evitar una confrontación contraproducente o incluso un conflicto.

Será difícil, sobre todo porque no está claro a quién se deben reconocer los derechos a las islas disputadas de esa región y sus afloramientos y los Estados Unidos no tienen la intención de intentar imponer una solución. Al mismo tiempo, los EE.UU. deben modernizar sus fuerzas armadas como reacción a nuevas amenazas, en particular el ascenso de China. Cuando ésta obtiene avanzadas armas de precisión para crear una así llamada “capacidad antiacceso y de denegación de acceso”, los EE.UU. deben examinar cómo reaccionar ante la vulnerabilidad cada vez mayor de sus bases y fuerzas navales en esa región.

No existe una reacción fácil a esas amenazas. Lo que hace falta es un planteamiento matizado y eso es lo que exponemos en nuestro nuevo libro Strategic Reassurance and Resolve(“Seguridad y determinación estratégicas”).

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/rSS1mdi/es;