Seguridad y determinación en el Asia oriental

WASHINGTON, DC – Como las fricciones territoriales entre China y muchos de sus vecinos persisten en los mares de la China Oriental y de la China Meridional, los Estados Unidos deben tener una estrategia regional más clara. Deben defender sus intereses y compromisos de alianzas y evitar una confrontación contraproducente o incluso un conflicto.

Será difícil, sobre todo porque no está claro a quién se deben reconocer los derechos a las islas disputadas de esa región y sus afloramientos y los Estados Unidos no tienen la intención de intentar imponer una solución. Al mismo tiempo, los EE.UU. deben modernizar sus fuerzas armadas como reacción a nuevas amenazas, en particular el ascenso de China. Cuando ésta obtiene avanzadas armas de precisión para crear una así llamada “capacidad antiacceso y de denegación de acceso”, los EE.UU. deben examinar cómo reaccionar ante la vulnerabilidad cada vez mayor de sus bases y fuerzas navales en esa región.

No existe una reacción fácil a esas amenazas. Lo que hace falta es un planteamiento matizado y eso es lo que exponemos en nuestro nuevo libro Strategic Reassurance and Resolve(“Seguridad y determinación estratégicas”).

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/rSS1mdi/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.