The logo of the Banca di Roma bank in downtown Rome FILIPPO MONTEFORTE/AFP/Getty Images

La sacudida que necesita Italia

FLORENCIA – Dos meses después de la elección general italiana del 4 de marzo, la incertidumbre sobre cómo será el futuro gobierno continúa, y el país parece sumido en una extraña indolencia. Pero sería tonto pensar que una nación donde partidos antisistema obtuvieron el 55% del voto popular seguirá comportándose como si nada hubiera pasado. Los supuestos “bárbaros” ya no están a las puertas. Están adentro.

El populista Movimiento Cinco Estrellas, que obtuvo una victoria aplastante en el sur de Italia, prometió aumentar el gasto en inversión pública y transferencias sociales, y revertir la reforma del sistema de pensiones aprobada hace unos años. La Liga, que se adueñó del norte, también promete derogar la reforma jubilatoria y bajar impuestos, y sugirió abiertamente abandonar el euro. Ambos partidos quieren aflojar la restricción fiscal de Europa, pero en formas diferentes. Al menos uno de los dos tendrá que ser parte de la coalición de gobierno.

Las consecuencias económicas pueden ser profundas. Con un cociente deuda/PIB igual al 132%, las finanzas públicas de Italia son precarias. Si los mercados comenzaran a tener dudas sobre su sostenibilidad, la situación podría descontrolarse en poco tiempo. Italia es demasiado grande para que el Mecanismo Europeo de Estabilidad intervenga en una crisis de deuda, como lo hizo en Grecia y Portugal. El Banco Central Europeo tendría que acudir al rescate, y tal vez habría que reestructurar la deuda.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/62Femcs/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.