spence143_ALBERTO PIZZOLIAFP via Getty Images_mariodraghivonderleyenEU Alberto Pizzoli/AFP via Getty Images

Una apuesta a favor de Italia

MILÁN – El 18 de septiembre tuve el privilegio de participar en el Encuentro Nacional de la Federación Nacional de los Caballeros del Trabajo, la federación italiana de élites empresariales, reunión en la cual cada año se reconocen a 25 empresarios por su liderazgo, innovación y contribuciones a la sociedad. El estado de ánimo que flotaba en el ambiente era sorprendentemente optimista.

El optimismo sobre las perspectivas económicas de Italia, que oscilan entre un optimismo cauteloso hasta uno casi incontenible, no se limita a este grupo. Tampoco es difícil identificar qué es lo que está impulsando este sentimiento de optimismo. Sin embargo, este sentimiento llega en un momento inusual. Al fin y al cabo, la economía mundial está luchando no sólo para recuperarse de la conmoción causada por la pandemia, sino también para adaptarse a una difícil nueva normalidad, caracterizada por vientos en contra del clima, la congestión de las cadenas de suministro y crecientes tensiones geopolíticas.

Tras más de dos décadas de un lento crecimiento económico y un rendimiento por debajo del potencial, el optimismo de Italia es aún más sorprendente. Sin embargo, dos factores que se refuerzan mutuamente parecen estar cambiando la situación en la actualidad: un gobierno creíble y eficaz, dirigido por el Primer Ministro Mario Draghi, y una nueva disposición de la Unión Europea para brindar un sólido apoyo fiscal a la inversión. Estos dos factores no están desvinculados entre sí.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/AE5neJTes