A man walks past a branch of the Monte dei Paschi di Siena bank FILIPPO MONTEFORTE/AFP/Getty Images

El destino electoral de los bancos de Italia

LONDRES – Mientras Italia se aproxima a lo que promete ser una de sus elecciones generales más polémicas desde 1945, los bancos son como un elefante en la sala de estar. Por ser demasiado grandes y torpes como para pasar inadvertidos, son una causa constante de bochorno para los partidos que han estado en el gobierno desde la crisis financiera global de 2008, especialmente para el primer ministro Matteo Renzi, que aspira a reanimar su carrera política en marzo. También son un blanco anti-establishement tentador para los populistas del Movimiento 5 Estrellas.

Por cierto, los bancos de Italia personifican todos los problemas que la crisis financiera le trajo al país, y de los que sacan provecho los populistas: una doble recesión seguida de un crecimiento muy lento del PIB, un alto desempleo, especialmente entre los jóvenes, y un colapso de la demanda doméstica. Los bancos también representan la maraña de intereses creados, prácticas fraudulentas y hasta corrupción con la que, junto con la dolce vita, se llegó a asociar a Italia.

A pesar de la erradicación de la deuda de cuatro bancos locales, el rescate de Monte dei Paschi (uno de los bancos sistémicamente importantes de Italia), la liquidación de dos bancos regionales y el rescate liderado por el mercado del grupo bancario Carige, de mediana envergadura -todo en el lapso de dos años-, el sistema bancario todavía tiene que estabilizarse. ¿Acaso la recuperación económica subyacente -este año y el próximo, la economía italiana debería crecer un 1% en términos reales- ayudará al sector bancario de Italia, al mantener bajo control un volumen de préstamos morosos (NPL por su sigla en inglés) por un total de casi 180.000 millones de euros (220.900 millones de dólares)? ¿O la recuperación debería utilizarse para limpiar los balances de bancos inestables, empaquetando sus NPL y vendiéndolos a un precio menor?

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/p8NgktV/es;

Handpicked to read next