benami153_JAAFARASHTIYEHAFPGettyImages_palestinianprotestkushnerdeal Jaafar Ashtiyeh/AFP/Getty Images

No habrá “paz económica” para los palestinos

TEL AVIV – El mes pasado, Jared Kushner, yerno y alto asesor del presidente estadounidense Donald Trump, reveló un ambicioso plan para fortalecer la economía palestina, con la esperanza de que cuantiosas inversiones abran un camino hacia un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos. Pero lejos de ser el “acuerdo del siglo”, como lo llamó Trump, el plan “Paz para la Prosperidad” está divorciado de la realidad y condenado a fracasar.

La idea de convencer a los palestinos de aceptar la supremacía israelí con beneficios económicos viene de lejos. El primer ministro británico Winston Churchill, algunos de los primeros sionistas, e incluso locales árabes ya sostenían mucho antes de 1948 que el proyecto sionista beneficiaría a la población nativa.

Luego el derechista primer ministro de Israel Binyamin Netanyahu tomó la posta de la “paz económica”. En 1988 sostuvo que un crecimiento económico acelerado daría al pueblo palestino un “interés” en la paz, y agregó: “la paz económica sostendrá y reforzará el logro de soluciones políticas más adelante”. Por supuesto, no hay nada que objetar a la promesa de prosperidad económica; pero viniendo de Netanyahu, que nunca ofreció un acuerdo político convincente, ese plan jamás iba a ser creíble para los palestinos.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/6YGXar0es