Netanyahu speaks at the Center for American Progress Alex Wong | getty images

Israel, con más libertad de acción

TEL AVIV – La ocupación permanente de tierras palestinas por parte de Israel provoca un daño irreparable a su posición internacional; o al menos es lo que suele creerse. Pero en realidad, hoy Israel goza de un grado de influencia global nunca visto en su historia, ya que la aparición de numerosos desafíos internacionales amplió considerablemente el margen de maniobra de su política exterior, atrapada largo tiempo por la cuestión excluyente de Palestina.

Consciente de la creciente oposición popular al apoyo irrestricto a Israel en Occidente, el país ha estado buscando socios económicos (y en última instancia políticos) en otras partes. Entre 2004 y 2014, las exportaciones israelíes a Asia se triplicaron hasta alcanzar los 16 700 millones de dólares el año pasado (un quinto del total de sus exportaciones).

Israel hoy comercia más con los otrora implacablemente hostiles gigantes asiáticos (China, India y Japón) que con su principal aliado global, Estados Unidos. Ni el primer ministro japonés Shinzo Abe, que visitó Israel pocas semanas después de su reelección en diciembre de 2014, ni los líderes de China, tercer socio comercial de Israel en la actualidad, tienen interés en supeditar sus vínculos económicos con Israel al éxito de las conversaciones de paz con los palestinos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/3Vu3bp1/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.