1

¿Siria es el próximo dominó?

LONDRES – Desaparecidos los regímenes tunecino y egipcio y en momentos en que las protestas callejeras crean disturbios en ciudades desde Algiers hasta Teherán, mucha gente hoy se pregunta cuál será la próxima pieza del dominó en caer. Siria, cuya dictadura secular y militarizada es la que más se parece a los regímenes caídos de Túnez y Egipto, tal vez no sea la próxima en la fila, pero de todas maneras parece estar acercándose a un punto crítico.

Por supuesto, la vieja “teoría del dominó” en las relaciones internacionales era sólo una manera cruda de enfatizar que las diferentes partes de una región están vinculadas entre sí. Para el mundo árabe de hoy, una metáfora mejor podría ser un tablero de ajedrez, en el que hasta la eliminación de un peón inevitablemente altera las relaciones entre las demás piezas.

Hoy, mientras las protestas aumentan y se multiplican, el gobierno de todo estado árabe en Oriente Medio y el norte de África probablemente crea que, si lo dejan con sus propios recursos, puede contener el disenso interno.

En Siria, parece inevitable que la protesta pronto pueda quebrar la frágil inmovilidad política del régimen. La mayoría de los sirios enfrentan situaciones económicas y sociales extremadamente difíciles, como un alto desempleo, alzas en los precios de los alimentos, limitaciones a la libertad personal y una corrupción endémica. Estos factores no difieren de aquellos que llevaron a la gente a las calles en el norte de África y Oriente Medio. Lo que comenzó como manifestaciones por las condiciones de vida se convirtió en demandas generalizadas de libertad y democracia.