Tim Brinton

¿Es la tristeza una enfermedad?

NUEVA YORK – La tristeza es una de las pocas emociones humanas que han sido reconocidas en todas las sociedades y en todos los tiempos. Algunas de las más antiguas epopeyas conocidas, como La Iliada y Gilgamesh, muestran la tristeza intensa de sus protagonistas después de haber perdido a compañeros cercanos. Del mismo modo, obras antropológicas de una gran variedad de sociedades describen claramente sentimientos de tristeza que se desarrollan debido a la frustración en el amor, a la humillación por parte de un rival o a la incapacidad de alcanzar objetivos culturalmente valiosos.

Incluso, los primates muestran señales fisiológicas y de conducta después de alguna pérdida que son inconfundiblemente similares a la tristeza en los humanos. No hay duda de que la evolución hizo que la gente fuera propensa a ponerse triste después de esas situaciones.

Los trastornos mentales depresivos también se han conocido desde que se llevan registros escritos. En un trabajo escrito en el siglo V a.C., Hipócrates ofreció la primera definición conocida de la melancolía (lo que ahora llamamos “depresión”) como un trastorno definido: “si el temor o la tristeza duran mucho tiempo es melancolía." Los síntomas que Hipócrates relacionó con el trastorno de la melancolía –“aversión a los alimentos, abatimiento, incapacidad para dormir, irritabilidad e inquietud”- son muy similares a los que figuran en las definiciones modernas del trastorno depresivo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/lmmRvV5/es;