0

¿Será Perú el siguiente?

El nueve de abril los peruanos deben elegir nuevo presidente, entre Ollanta Humala Tasso, un ex comandante nacionalista del ejército que plantea un cambio radical económico y social, y Lourdes Flores Nano, que continuaría la política neoliberal actual. Cualquiera que gane, los resultados gravitarán en toda América Latina.

Un triunfo de Humala confirmaría el reflujo de las políticas neoliberales que han campeado en la región desde los años 1980. En primer lugar fortalecería el eje informal que constituyen Hugo Chávez, en Venezuela, ex militar como él, y Evo Morales, en Bolivia. Y luego, sumaría influencia a la línea que sustentan el brasileño Lula da Silva y el argentino Kirchner que han sabido combinar cierta eficacia administrativa y una retórica con reminiscencias de izquierda.

En cambio, un triunfo de Flores brillaría como una excepción en el sur del continente americano, sólo acompañada por Uribe en Colombia, cuya reelección, en mayo, parece hoy segura.

Flores, candidata socialcristiana por una alianza de derecha, propone seguir con la política neoliberal del actual presidente Alejandro Toledo que ha impulsado de manera espectacular el crecimiento económico, la inversión extranjera y las exportaciones en los últimos cuatro años.