Por Melvyn Krauss

¿Es ésta una señal de que Europa está virando a favor de un euro más fuerte? ¿O simplemente refleja el hecho de que el BCE hoy está inclinándose por su vieja política de no emitir comentarios sobre los tipos de cambio, sean cuales fueren las circunstancias?

La respuesta puede resultar más clara en la reunión de junio del próximo jueves cuando, sin duda, surja nuevamente en la conferencia de prensa el tema de la apreciación del euro.

Dos factores apuntan a un posible cambio de rumbo. Uno es el hecho de que el petróleo crudo va camino a los 75 dólares por barril o más. Segundo, la recuperación económica de Europa está avanzando al punto en que las exportaciones ya no son la única fuente de crecimiento.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/MoLmX7m/es;