¿Se está convirtiendo Colombia en un nuevo Vietnam?

BOGOTÁ: La producción de cocaína está creciendo; las pláticas de paz con las guerrillas de izquierda están estancadas; el "Plan Colombia" de Estados Unidos (EU), que incluía 1.8 mil millones de dólares para el entrenamiento y euipamiento de batallones antidrogas especiales que erradicarían la producción de coca, es visto como una intervención torpe y egoísta en los asuntos de un vesino vulnerable. Las condiciones son tan alarmantes en Colombia hoy día que algunos estadounidenses se preocupan porque piensan que el país se puede volver otro Vietnam.

¡Qué distinto parecía todo hace una década! Entonces los colombianos se regocijaban ante los prospectos de paz, cambio político y progreso económico. En efecto, el recientemente electo presidente César Gaviria, un hombre con una juvenil imagen al estilo Kennedy, terminó su discurso inaugural diciendo: "Colombianos: bienvenidos al futuro".

La desintegración de un gran ejército rebelde, el EPL, era un recuerdo tan reciente que parecía seguro que se podría progresar con las otras dos fuerzas guerrilleras que peleaban en las aparentemente interminables guerrillas del país. Entre 1991 y 1992, tanto el Ejército de Liberación Nacional (EPL) como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) llevaban a cabo pláticas, al parecer serias, dirigidas a terminar con sus revueltas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/oYbrUyI/es;