¿Es inaceptable el “dopaje genético”?

En los últimos años, el Comité Olímpico Internacional y otras organizaciones deportivas se han preocupado por el posible uso indebido de la tecnología de transferencia genética, pero el mundo de los deportes parece decidido a aprovechar esa tecnología en pos de las medallas de oro y los campeonatos y en el futuro puede haber una oleada de análisis genéticos.

Dos equipos de la Liga de Fútbol australiana han dado a entender que están investigando análisis que indicarían la altura, la resistencia, la velocidad y la fuerza más probables de un atleta. De hecho, para algunos el “dopaje genético” representa ahora el Santo Grial de la mejora de los resultados, mientras que para otros significa el fin de los deportes, tal como los conocemos.

La perspectiva de un futuro de atletas genéticamente modificados inspira alarma en todo el mundo de los deportes, acompañado de descripciones de dichos atletas como inhumanos o alguna forma de mutantes. Se trata de una deformación del modo como la transferencia genética modificaría a los seres humanos, terapéutica y no terapéuticamente, en caso de que llegara a legalizarse, pero el miedo de que científicos delincuentes se aprovechen de los atletas –o de que haya atletas que intenten participar en experimentos de transferencia genética para obtener algún beneficio no detectable- es muy real.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/DTKlOsk/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.