0

Irlanda debe partir

Copenhague – Irlanda debería hacerle un favor al resto de Europa y retirarse de la Unión Europea. Esa parece ser la única solución realista a la situación creada por el “No” irlandés al Tratado de Lisboa. Los irlandeses se han creado un problema, pero no tienen por qué ser un problema para los demás.

Sería una pena el que la familia de la UE perdiera al alegre pueblo de la Isla Esmeralda. Pero sería incluso más triste si, debido al “No” irlandés, los beneficios de la integración europea que hicieron posible la prosperidad de los irlandeses fueran negados a otros pueblos que los merecen tanto como ellos.

La ampliación de la UE no puede continuar sin los muchos elementos prácticos y pragmáticos que contiene el Tratado de Lisboa. Y el proceso de ampliación es la empresa más importante que haya llevado a cabo la UE, incluida la creación del euro.

La Unión ya ha integrado a países que requieren mucha atención, y otros están llamando a la puerta. Quieren ponerse al día con aquellos que prosperaron en libertad durante la Guerra Fría y, en toda justicia, se les debería dar esa oportunidad. Más aún, la ampliación se debe considerar como un elemento importante de la política de seguridad europea, ayudando a que los países que se han democratizado recientemente aseguren su estabilidad interna y dándoles la fuerza necesaria para enfrentar las presiones externas.