La división económica de Iraq

Quienes miran a Iraq ven una nación dividida entre comunidades chiítas, sunnitas y kurdas. Pero la creciente brecha entre los ricos y los pobres en Iraq es una división igualmente fundamental, que ha contribuido a la insurrección continua tanto como las luchas sectarias y la oposición a la ocupación encabezada por Estados Unidos.

Cuando Iraq fue liberado, la mayoría de la gente, sobre todo los pobres, comenzó a tener esperanzas de que llegara un líder carismático que los rescatara de la amarga realidad de la vida cotidiana. Al haberse criado con temor, no tenían idea de cómo podría aplicarse la democracia a su sociedad y de qué manera podrían ayudar los grupos defensores de los derechos humanos y otras organizaciones cívicas a conformar el futuro.

Muy pronto Iraq se enfrentó a una nueva división social. De un lado estaban las personas que comprendían cómo funcionar en una democracia, cómo alcanzar el poder y cumplir sus ambiciones. Aprendieron a hablar el idioma de la democracia y en el proceso obtuvieron dinero e influencia y reclutaron a organizaciones independientes para defender sus derechos y privilegios.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/pFmRNGn/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.