0

Los pogroms anticristianos en Iraq

El mundo está temeroso de que el conflicto en Iraq se esté convirtiendo en una guerra civil entre chiítas, sunitas y kurdos. Pero en esta guerra que se cierne de todos contra todos, la que está en riesgo de aniquilación es la pequeña comunidad de cristianos asirios.

Las comunidades cristianas de Iraq son de las más antiguas del mundo y practican su fe en Mesopotamia casi desde la época de Cristo. Por ejemplo, la fundación de la Iglesia Apostólica Asiria tiene sus orígenes en el año 34 y San Pedro. Del mismo modo, la Iglesia Asiria de Oriente en el año 33 y Santo Tomás. El arameo, que muchos cristianos iraquíes todavía hablan, era la lengua de esos apóstoles –y la de Cristo.

Cuando los dirigentes musulmanes los toleraban, los cristianos asirios contribuyeron en mucho a las sociedades en las que vivían. Sus pensadores ayudaron a establecer la “edad de oro”del mundo árabe por medio de la traducción del griego y el siriaco al árabe de obras muy importantes. Pero en los tiempos recientes tal tolerancia apenas existe. Durante el genocidio armenio de 1914-1918, 750,000 asirios –aproximadamente dos terceras partes de su totalidad en esa época- fueron masacrados por los turcos otomanos con la ayuda de los kurdos.

Bajo la monarquía hachemita iraquí, los asirios fueron objeto de persecución por cooperar con los ingleses durante la Primera Guerra Mundial. Muchos huyeron hacia Occidente, entre ellos el Patriarca de la Iglesia. Durante las guerras de Sadam con los kurdos, se destruyeron cientos de poblaciones asirias, sus habitantes se quedaron sin hogar y decenas de iglesias antiguas fueron bombardeadas. Se prohibió la enseñanza del idioma siriaco y se obligó a los asirios a poner a sus hijos nombres árabes en un intento por socavar su identidad cristiana. Quines querían obtener empleos en el gobierno tenían que manifestar un origen étnico árabe.