Las opciones de Irán

Berlín -- Con el presidente Bush en Europa intentando convencer a los líderes de la UE de endurecer las sanciones de la ONU contra Irán, y frente al actual debate entre John McCain y Barack Obama sobre si Estados Unidos necesita o no dialogar con los gobernantes de Irán, la cuestión del programa nuclear iraní se está recalentando. Los iraníes, para sorpresa de nadie, están observando este debate con interés. Necesitan hacer algo más que observar.

La elite política de Irán ve a Estados Unidos, más que a Europa, como su contraparte internacional apropiada. Sólo Estados Unidos puede darle a la Republica Islámica las garantías de seguridad que desea ardientemente. Estados Unidos, de hecho, debería estar preparado, llegado el caso, para brindar este tipo de garantías si quiere que Irán interrumpa las partes más sospechosas de su programa nuclear.

Pero Irán debe hacer su parte para que cualquier diálogo futuro con Estados Unidos resulte un éxito. En conversaciones con miembros de la comunidad política de Irán, siempre me asombra que la resolución del conflicto nuclear (o, de hecho, otros problemas en los que Irán tiene participación) sea vista como la responsabilidad principalmente de Estados Unidos, Europa y otras potencias importantes, no de Irán.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/inSW0I5/es;