15

El futuro del acuerdo nuclear iraní

NUEVA YORK – "Del dicho al hecho hay mucho trecho", dice el antiguo proverbio inglés. Algo aparentemente resuelto e incuestionable, en realidad, no lo es. Si esa expresión no existe en farsi, imagino que pronto existirá.

La razón, por supuesto, son los "Parámetros para un plan de acción integral conjunto relativo al programa nuclear de la República Islámica de Irán", el marco recientemente adoptado por Irán y el P5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas -China, Gran Bretaña, Francia, Rusia y Estados Unidos- más Alemania). El acuerdo constituye un hito político y diplomático importante, y contiene más detalles y es más amplio en cuanto a su alcance de lo que muchos anticipaban.

Sin embargo, a pesar de todo eso, el texto deja sin respuesta por lo menos la misma cantidad de interrogantes que sí resuelve. En realidad -y como demostrarán las próximas semanas, meses y años-, las cuestiones importantes todavía están por resolverse. Es más fiel a la verdad decir que el verdadero debate sobre el acuerdo nuclear con Irán recién empieza.

El marco impone límites significativos al programa nuclear de Irán, incluida la cantidad y el tipo de centrífugas, el tipo de reactores y la cantidad y calidad del uranio enriquecido que el país puede poseer. Se establecen patrones para inspecciones necesarias para generar la confianza de que Irán está cumpliendo con sus obligaciones. Y se estipula una cláusula para aliviar las sanciones económicas una vez que Irán haya cumplido, de manera comprobable, sus compromisos.