Delegates from the EU and P5+1 Qian Yi/ZumaPress

Después del acuerdo

BERLÍN – Después de 12 años de tediosas negociaciones, Irán y los países del «P5+1» (China, Francia, Rusia, Estados Unidos y el Reino Unido, más Alemania) han llegado a un acuerdo integral que limitará el desarrollo de las capacidades nucleares de Irán a objetivos no militares. A cambio de su cooperación, Irán será eventualmente liberado de las sanciones que desde hace años le imponen las Naciones Unidas, la Unión europea y los EE. UU. Este es un enorme éxito diplomático.

Por supuesto, las negociaciones han atraído gran cantidad de críticas, entre ellas, las del congreso estadounidense y el parlamento iraní, así como en Arabia Saudí, Israel, e incluso Francia. Pero los beneficios potenciales del acuerdo son innegables.

En primer lugar, el acuerdo demuestra que los líderes mundiales –a pesar de encontrarse divididos respecto de una multitud de cuestiones, como el conflicto en Ucrania y las disputas territoriales en el mar de China Meridional– igualmente son capaces de unirse para solucionar un problema compartido. Reducirá además la probabilidad de proliferación de armas nucleares en Oriente Medio y fortalecerá el régimen de no proliferación a nivel mundial. Y permitirá la normalización de las relaciones iraníes con Occidente.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/bXRKmIp/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.