Iranians take part during a state-organized rally against anti-government protests Anadolu Agency/Getty Images

Irán, el poder hegemónico vacío

TEL AVIV – Los líderes israelíes y árabes se han pasado años advirtiendo sobre el ascenso de un imperio chiita liderado por los iraníes que se extendería por gran parte de Oriente Medio. Ahora que Irán está conectado al Mediterráneo a través de un corredor terrestre que atraviesa Irak, Siria y el Líbano, muchos hablan de una reivindicación. Pero el miedo de Irán como un poder hegemónico regional es sumamente exagerado.

No se puede negar que Oriente Medio está plagado de conflictos localizados, muchas veces alimentados por rivalidades entre caudillos. Pero ningún actor regional está interesado en una conflagración de trascendencia. Esto es particularmente válido en el caso de Irán, que es incapaz de proyectar un poder militar convencional más allá de sus fronteras.

En verdad, el programa nuclear de Irán estaba destinado a compensar su debilidad militar convencional en un vecindario donde tiene más enemigos que amigos. Sin embargo, al llevar a la comunidad internacional a imponer sanciones paralizantes, el esfuerzo nuclear de Irán terminó minando aún más el progreso del país, impidiendo el progreso tecnológico y la inversión militar. Mientras tanto, sus enemigos, particularmente Israel y Arabia Saudita, que tienen presupuestos militares mucho mayores, adquirían las tecnologías militares occidentales más avanzadas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/FFbRdW3/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.