iran anti us mural Matjaz Krivic/Getty Images

Cuarenta años de hostilidad

MADRID – En el año 1971, un amplio abanico de mandatarios mundiales se congregaron en la ciudad iraní de Persépolis, la antigua capital del Imperio persa. Entre ellos, se encontraban personalidades tan destacadas y variopintas como Josip Broz Tito de Yugoslavia, Raniero y Grace Kelly de Mónaco, el vicepresidente estadounidense Spiro Agnew y el presidente de la Unión Soviética Nikolái Podgorni. La ocasión era una suntuosa fiesta convocada por el sah de Irán, Reza Pahleví, con motivo de los 2500 años de la fundación del Estado imperial de Irán.

Según el parecer del ayatolá Ruhollah Jomeini, que ocho años después se convertiría en el líder supremo iraní, lo que tuvo lugar en Persépolis fue nada menos que “el festival del diablo”. Por aquel entonces, Jomeini ya llevaba años exiliado en Irak, desde donde denunció el proceso de occidentalización impulsado por Pahleví, así como la dependencia iraní de Estados Unidos. De hecho, Estados Unidos y el Reino Unido habían orquestado un golpe de Estado en 1953 para favorecer a Pahleví en detrimento del primer ministro Mohammad Mosaddeq, elegido democráticamente. Mosaddeq había impulsado la nacionalización de la producción de petróleo iraní y había maniobrado para reducir los poderes del sah.

El fatídico episodio de 1953, muy impregnado de las lógicas de la Guerra Fría, representó la primera operación estadounidense orientada a deponer un Gobierno extranjero en tiempos de paz. A partir de entonces, la política exterior de Estados Unidos ha estado marcada por un goteo de “cambios de régimen”, que han emponzoñado su relación con ciertas regiones, entre ellas Oriente Próximo. Además, el golpe de Estado contra Mosaddeq erosionó la legitimidad interna del sah Pahleví y, junto con su temperamento represivo e insensible a las demandas de mayor justicia social, sembró la semilla de la Revolución iraní de 1979. Los cuarenta años que han transcurrido desde entonces han sido abrumadoramente negativos para los vínculos entre Irán y Occidente.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/wVkrgux/es;
  1. haass102_ATTAKENAREAFPGettyImages_iranianleaderimagebehindmissiles Atta Kenare/AFP/Getty Images

    Taking on Tehran

    Richard N. Haass

    Forty years after the revolution that ousted the Shah, Iran’s unique political-religious system and government appears strong enough to withstand US pressure and to ride out the country's current economic difficulties. So how should the US minimize the risks to the region posed by the regime?

  2. frankel100_SpencerPlattGettyImages_mansitswithumbrellawallstreet Spencer Platt/Getty Images

    The US Recovery Turns Ten

    Jeffrey Frankel

    The best explanation for the current ten-year US economic expansion – tied for the longest since 1854 – is disappointingly simple: the Great Recession was the worst downturn since the 1930s. And if the dates of American business cycles were determined by the rule that most other countries apply, the current expansion would be far from beating the record.

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.