1

El avión no tripulado que sobrevoló el desierto

TEL AVIV – Un avión no tripulado recientemente penetró el espacio aéreo de Israel desde el Mediterráneo. Se le permitió volar durante aproximadamente media hora sobre el sur de Israel antes de ser derribado por la fuerza aérea israelí en una zona escasamente poblada. Todavía se desconoce quién envió el avión y desde dónde, pero hoy se presume que fue lanzado desde el Líbano, ya sea por Hezbollah, actuando en servicio de Irán, o por fuerzas del propio régimen iraní.

Si eso es efectivamente lo que sucedió, el episodio no debería considerarse un incidente más en una región plagada de conflicto y violencia. Por el contrario, permite echar una mirada de manera relevante al escenario en el que se está librando el conflicto por el futuro del programa nuclear de Irán.

Varios acontecimientos y fuerzas hoy están dando forma a este escenario. Uno de ellos es la decisión del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunciada en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el mes pasado, de suspender su amenaza de lanzar una acción militar unilateral contra las instalaciones nucleares de Irán. Netanyahu dijo que Israel le dará a Estados Unidos y al resto de la comunidad internacional la oportunidad de frenar el avance de Irán mediante otros medios para la primavera o principios del verano de 2013.

Otro acontecimiento es la elección presidencial de Estados Unidos. El éxito del candidato republicano Mitt Romney en el primer debate mejora sus posibilidades y la perspectiva de que asuma una nueva administración antes de que se tome alguna decisión importante respecto de la cuestión nuclear iraní.