malta journalist murder memorial TOLGA AKMEN/AFP/Getty Images

Cómo la globalización mató a nuestra madre

LONDRES – La red mundial que facilita la delincuencia organizada transnacional y la corrupción es, trágicamente, una de las historias de éxito más duraderas de la globalización. En consecuencia, también es uno de sus defectos más mortíferos. Mientras quelos producto ylas ganancias de los delitosfluyen libremente y sin problemas a través de las fronteras, la justicia y la aplicación de la ley permanecen, en gran medida, atrapadas dentro de las fronteras nacionales, y son constantemente socavadas y capturadas. A la vez de que todo esto acontece, los periodistas que intentan documentar dichos sucesos son intimidados, encarcelados, y asesinados.

A medida que las fuerzas del crimen y la corrupción globalizadas continúan horadando nuestra libertad y seguridad, los periodistas asesinados a su paso por esta vida nos han enseñado lecciones poderosas sobre cómo responder. Estas lecciones no sólo son sobre temas periodísticos, sino también sobre temas relacionados a la aplicación de la ley y al tipo de sociedad en la que queremos vivir.

Uno de dichos periodistas fue nuestra madre, Daphne Caruana Galizia. Ella fue asesinada en Malta el 16 de octubre de 2017, día en el que una bomba colocada debajo del asiento del conductor de su automóvil explotó, cuando ella corría al banco para desbloquear su cuenta, misma que había sido congelada por el ministro de economía del país. Fue el último de una serie de ataques que soportó por sus reportajes periodísticos, pero no fue la última trasgresión de la ley que Malta sufriría por lo que ella había revelado.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/VoFX8boes