nye210_Drew AngererGetty Images_trump united nations Drew Angerer/Getty Images

Las instituciones internacionales aún son importantes para Estados Unidos

CAMBRIDGE – Aunque Donald Trump haya despreciado a las instituciones internacionales, su presidencia ha sido para el mundo un recordatorio de la importancia de su eficacia y resiliencia. En la elección de 2016, Trump hizo campaña con el argumento de que las instituciones multilaterales de la posguerra permitieron a otros países beneficiarse a costa de Estados Unidos. Aunque Trump no basó su atractivo populista solamente en la política exterior, supo vincularla con el resentimiento interno, atribuyendo los problemas económicos a «malos» acuerdos comerciales con países como México y China y a la competencia laboral de los inmigrantes. Al orden internacional liberal de posguerra se lo presentó como el malo de la película.

Como demuestro en mi libro Do Morals Matter? Presidents and Foreign Policy from FDR to Trump, los presidentes estadounidenses nunca fueron liberales perfectos en lo institucional. El apoyo de Dwight Eisenhower a acciones encubiertas en Irán y Guatemala, y el de John F. Kennedy en Cuba, son incompatibles con una lectura estricta de la Carta de las Naciones Unidas. Richard Nixon incumplió las reglas de las instituciones económicas de Bretton Woods y en 1971 impuso aranceles a países aliados. Ronald Reagan ignoró un fallo de la Corte Internacional de Justicia que determinó la ilegalidad de la decisión de su gobierno de colocar minas en puertos nicaragüenses. Bill Clinton bombardeó Serbia sin una resolución del Consejo de Seguridad.

Pero hasta 2016, los presidentes estadounidenses apoyaron en general a las instituciones internacionales y procuraron su ampliación, de lo que sirven de ejemplo: el Tratado de No Proliferación con Lyndon Johnson; los acuerdos de control de armas con Nixon; el acuerdo de Río de Janeiro sobre el cambio climático con George Bush (padre); la Organización Mundial del Comercio y el Régimen de Control de Tecnología Misilística con Clinton; y el acuerdo de París sobre el clima con Barack Obama.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/IzfcWU9es