39

El porqué del éxito de Turquía

NUEVA YORK – Una visita reciente a Turquía me hizo pensar otra vez en sus enormes éxitos económicos de la última década. El país viene manteniendo un veloz crecimiento económico, la desigualdad está en disminución y hay un auge innovador.

Los logros de Turquía son aún más notables cuando se piensa en su situación geográfica. Al oeste están Chipre y Grecia, países ambos en el epicentro de la crisis de la eurozona. Al sudeste se encuentra Siria, un país desgarrado por una guerra que ya expulsó a casi 400.000 refugiados a Turquía. En el este están Irak e Irán. Y al noreste, Armenia y Georgia. Sería difícil hallar en todo el mundo un vecindario más complicado.

Sin embargo, Turquía logró hacer grandes progresos en medio de esta región convulsionada. Tras la marcada caída de 1999-2001, la economía ha sostenido una media de crecimiento del 5% anual desde 2002 a 2012. El país se mantuvo en paz a pesar de las guerras regionales. Aprendió las lecciones del colapso bancario de 2000-2001 y logró que sus bancos se sustrajeran al ciclo de altibajos de la década anterior. La desigualdad está en disminución. Y el partido gobernante ganó tres elecciones generales consecutivas, logrando en cada una de ellas una proporción mayor del voto popular.

El auge de Turquía no tiene nada de llamativo. No se basa en burbujas o hallazgos de recursos, sino en fundamentos económicos. De hecho, Turquía no tiene reservas de gas y petróleo como las de sus vecinos, pero esta carencia la compensa con la competitividad de su industria y sus servicios. El turismo por sí solo atrajo a más de 36 millones de visitantes en 2012, lo que convierte a Turquía en uno de los principales destinos turísticos del mundo.