El camino saludable de los EE.UU. hacia la salud fiscal

BERKELEY – En el transcurso de los últimos cinco años, el crecimiento del gasto en asistencia médica en los Estados Unidos se ha ralentizado dramáticamente – y ha llegado a su tasa más baja en los últimos 50 años. La desaceleración no es una sorpresa. Es un resultado predecible de la recesión y de la lenta recuperación que han dejado a millones de estadounidenses sin seguro de salud y con gastos domésticos desalentadores.

Sin embargo, la magnitud de la desaceleración essorprendente, como lo es también el hecho de que comenzó varios años antes de la recesión del año 2008 – y no sólo en el sistema de seguro privado, sino también en Medicare y Medicaid, los dos principales programas de salud del gobierno. (Medicare provee cobertura de asistencia médica para jubilados, y Medicaid proporciona cobertura a estadounidenses de bajos ingresos y a sus hijos, como también a personas con discapacidades).

¿Cómo se explica esta desaceleración del gasto en asistencia médica? ¿Cuánto de dicha desaceleración es atribuible a la debilidad de la economía, y cuánto es el resultado de cambios en el comportamiento de los proveedores y los consumidores?

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/2ZEGvsG/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.