3

Innovación y filosofía

MIAMI- ¿Es posible aprender a innovar? ¿La innovación es algo que se puede enseñar en la escuela?

Luego de leer la literatura de algunos de los principales expertos en innovación en el mundo -Clayton Christensen, Henry Chesbrough, John Kao, James Andrew y Harold Sirkin- me quedé fascinado, aunque también frustrado. La innovación es la producción de nuevos conocimientos que generan valor. Se trata de ideas frescas que dan origen a nuevos productos; servicios y procesos; nuevos métodos para administrar y diseños originales e invenciones que generan ganancias para las firmas, regiones y países.

Gran parte de los expertos coinciden en que no hay fórmulas o recetas listas para innovar. Sin embargo, ¿es posible crear las condiciones apropiadas –a fin de filtrar ideas y ejecutar planes, y por consiguiente, facilitar la creatividad- para que florezca la innovación?

Tal vez se pueda enseñar a los directivos cómo fomentar la innovación mediante la creación de un ambiente que estimule y motive la libertad individual, la creatividad y la crítica constructiva. La innovación puede darse más cuando es posible desafiar las restricciones y la autoridad; cuando los individuos y grupos tienen la posibilidad de ignorar las convenciones; cuando se permite y se estimula la convivencia de varias ideas, personas y culturas; y cuando las técnicas gerenciales permiten que las firmas e industrias reconozcan, identifiquen y aprendan de los errores tan rápido como sea posible.