Xinhua News Agency/Getty Images

La amenaza para la seguridad mundial de la resistencia a los antimicrobianos

SEATTLE – Hoy día enfrentamos una dura realidad: el tratamiento y la prevención de las enfermedades infecciosas no han logrado avances de magnitud similar a la que tuvieron los primeros éxitos con las vacunas y las terapias antimicrobianas. En cierto sentido el mundo ha retrocedido, ya que microbios que alguna vez fue tratables se han tornado resistentes a las terapias disponibles y continúan surgiendo nuevas infecciones para las que no existen intervenciones eficaces.

La situación representa una amenaza grave e inminente para el mundo. Consideremos el impacto mundial de la crisis del ébola en África Oriental en 2014, o del brote de SARS en 2003, que llegó incluso a poner en peligro a economías ricas como las de Singapur y Canadá.

La aparición de una infección resistente a los antimicrobianos altamente letal y de rápida difusión tendría como resultado una cantidad de muertes incalculable y a una miseria inimaginable. Las consecuencias podrían ser de magnitud semejante a la de un ataque terrorista a gran escala: el contacto entre comunidades podría quedar bloqueado, se cerrarían las fronteras nacionales y se restringirían o incluso suspenderían los viajes. Los sistemas de salud podrían desintegrarse o colapsar, al igual que las economías.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/N125ex2/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.