El problema de la desigualdad

¿Cuánto nos debería preocupar la desigualdad? Para responder a esa pregunta, es necesario que primero respondamos otra: "¿En comparación con qué?" ¿Cuál es la alternativa frente a la cual evaluar el grado de desigualdad que vemos?

Florida es una sociedad mucho más desigual en lo material que Cuba. Pero la manera correcta de mirar la situación –si Florida y Cuba son nuestras alternativas- no es decir que Florida tiene demasiada desigualdad, sino que Cuba tiene demasiada pobreza.

A nivel global, es difícil argumentar que la desigualdad es uno de los mayores problemas político-económicos del mundo. Al menos para mí, es difícil imaginar acuerdos o políticas económicas alternativas que en los últimos cincuenta años habrían podido transferir una porción significativa de la riqueza de las naciones ricas a las naciones pobres de hoy.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/LiVb8nR/es;