indian farmers protest INDRANIL MUKHERJEE/AFP/Getty Images

La rebelión de los agricultores indios

NUEVA DELHI – Cuando el primer ministro Narendra Modi llevó a su partido hindú y nacionalista Bharatiya Janata (BJP) a una victoria arrolladora en la elección general de 2014, les prometió de todo a todos los votantes y elocuentemente auguró “acche din” (buenos tiempos) para la India. Una de las audiencias a la que le hablaba eran los agricultores; el sector agrícola sigue representando el 67% del empleo, y les prometió grandiosamente  a los agricultores que su gobierno duplicaría sus ingresos en 2020. Arrasó con sus votos.

Hoy, en tanto Modi busca otro mandato en una elección general que debe llevarse a cabo antes de mayo de este año, esas promesas lo están atormentando. La agricultura india está en crisis. Los agricultores están en ebullición. Durante el mandato de Modi, los costos de los insumos, y por lo tanto del cultivo, han aumentado de manera alarmante, mientras que los precios de los productos agrícolas, y por lo tanto los ingresos del sector, se han estancado o han caído. Y como no se han pagado los Precios Mínimos de Apoyo (MSP por su sigla en inglés) garantizados por el gobierno, los agricultores de todo el país se están yendo a la quiebra.

Se pone peor. Cuando se pierden las cosechas, muchos agricultores y trabajadores agrícolas abatidos por la carga devastadora de la deuda (muchas veces tomada de prestamistas rurales a tasas usureras) se suicidan –como lo hicieron más de 11.400 en 2016-. Ése es el último año del cual existen datos oficiales sobre los suicidios de agricultores, pero los informes de los medios sugieren que los números han aumentado desde entonces. 

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/iowGPvmes